¿Que son los alérgenos alimentarios?

Los alérgenos alimentarios son compuestos que pueden encontrarse en los alimentos que consumimos y dañan la salud de las personas sensibles a ellos. Son sustancias que en un principio son inocuas, pero que provocan una reacción  exacerbada del sistema inmunológico en algunos consumidores. Además, algunas sustancias no afectan al sistema inmunológico pero pueden producir reacciones adversas en algunas personas.

Consumir accidentalmente alimentos que contengan estos compuestos puede acarrear alergias e intolerancias con distinta gravedad hasta el punto de comprometer la vida en algunos casos.

Alergias e intolerancias alimentarias

Algunas personas pueden ser sensibles a determinados alimentos, que les provocan reacciones adversas tras su consumo. Esto puede deberse a una alergia alimentaria o a una intolerancia alimentaria.

Alergias alimentarias: el sistema inmune reacciona contra ciertas sustancias que están presentes en los alimentos y que reciben el nombre de alérgenos.

Intolerancias alimentarias: aunque puede tener síntomas similares a los de una alergia, el sistema inmunológico no interviene en las reacciones que se producen de la misma manera.

Listado de los 14 alérgenos que usted debe conocer 

Aunque existen más de 150 alérgenos que pueden causar reacciones negativas en el cuerpo humano, el Reglamento 1169/2011 establece una tabla con los 14 alérgenos de declaración obligatoria. En la siguiente tabla de alérgenos alimentarios se explica brevemente en qué consiste cada uno de ellos.

Logos de la lista de alergenos Principales

Tabla de alérgenos alimentarios

Cereales que contengan gluten: Trigo, centeno, cebada, avena, espelta, kamut o sus variedades híbridas y productos derivados. En este punto quedan excluidos los jarabes de glucosa a base de trigo, incluida la dextrosa; las maltodextrinas a base de trigo; los jarabes de glucosa a base de cebada; y los cereales que se utilizan para hacer destilados alcohólicos, incluido el alcohol etílico de origen agrícola.

Crustáceos y productos a base de crustáceos: langostinos, centollos, gambas, carabineros,…incluso los alimentos que los contengan como trazas.

Huevos y productos a base huevo: Los productos que pueden contener huevo, incluso en trazas, como algunas masas o bebidas.

Pescado y productos a base de pescado: Salvo gelatina de pescado utilizada como soporte de vitaminas o preparados de carotenoides y gelatina de pescado o ictiocola utilizada como clarificante en la cerveza y el vino.

Cacahuetes y productos a base de cacahuetes: Todos los productos que puedan contener cacahuetes o sus trazas.

Soja y productos a base de soja: no habrá que informar si contienen aceite y grasa de semilla de soja totalmente refinados; tocoferoles naturales mezclados (E306), d-alfa tocoferol natural, acetato de d-alfa tocoferol natural y succinato de d-alfa tocoferol natural derivados de la soja; fitosteroles y ésteres de fitosterol derivados de aceites vegetales de soja; o ésteres de fitostanol derivados de fitosteroles de aceite de semilla de soja.

Leche y sus derivados: Este punto incluye la lactosa, pero no el lactosuero utilizado para hacer destilados alcohólicos, ni el lactitol. La leche sin lactosa puede ser también considerada dentro del listado.

Frutos de cáscara: Almendras, avellanas, nueces, anacardos, pacanas, nueces de Brasil, alfóncigos, nueces macadamia o nueces de Australia y productos derivados.

Apio y productos derivados: Todos los productos que puedan contener apio o trazas de apio.

Mostaza y productos derivados: Todos los productos que puedan contener mostaza, sus derivados o trazas de mostaza.

Granos de sésamo y productos a base de grano de sésamo: Todos los productos que puedan contener sésamo o trazas de sésamo.

Dióxido de azufre y sulfitos: En concentraciones superiores a 10 mg/kg o 10 mg/litro en términos de SO2 total, para los productos listos para el consumo o reconstituidos conforme a las instrucciones del fabricante.

Altramuces y productos a base de altramuces: Todos los productos que puedan contener altramuces o trazas de altramuces.

Moluscos y productos a base de moluscos: berberechos, almejas, navajas…Productos que puedan contener moluscos o trazas de moluscos.

RECOMENDACIONES:

Todos nuestros productos son envasados y llevan una etiqueta con la ficha técnica del producto incluyendo los ingredientes y los alérgenos que contienen o pueden contener o si están exentos de ellos. Le recomendamos que lean cuidadosamente el contenido de las etiquetas así como la fecha de vencimiento. 

¿Qué hacer en caso de reacción alérgica? 

No mover a la persona y llamar al 112

Otros números útiles:

Policía, 091

Bomberos – 080 o 085

Emergencias Médicas – 061